Header Ads

¿Qué tan confiables son los aplicativos Anti-Plagio?

Si hay algo que está de moda en el mundo académico y empresarial son los aplicativos anti-plagio. Los docentes lo utilizan a diario para verificar que sus alumnos no cometan plagio en sus trabajos y las empresas, para evitar que sus empleados publiquen documentos y/o hagan reseñas que contengan material de otras fuentes o con copyright. 
Y no es para menos. Hay muchos antecedentes de casos muy sonados de plagio, como los literarios Alfredo Bryce Echenique, Camilo José Cela, entre otros, muy bien documentados por el portal estandarte.com, en el campo musical con Robin Thicke, Pharrell William y en la política con personalidades como Enrique Peña Nieto, presidente de México, Karl-Theodor zu Guttenberg ex-ministro de Defensa de Alemania, el presidente ruso Vladimir Putin, entre otros y ninguna universidad o empresa quiere verse involucrada en un escándalo de plagio.
En la era pre-google, personal experto era el encargado de revisar manualmente la documentación y determinar si había o no plagio, solo con las herramientas bibliográficas que tuvieran a la mano y con su experiencia, por tanto debían ser auténticos eruditos, y como los eruditos no abundan, este proceso era dispendioso, largo y costoso.
Los aplicativos anti-plagio entraron a suplir este vacío, ya que simplificaron el proceso de búsqueda en grandes bases de datos a muy bajo costo, y es por eso que resulta tan atractivo para universidades y empresas, en su afán de automatizarlo todo y disminuir costos en recursos humanos.
Pero ¿qué tan confiables son estos aplicativos?. Hoy analizaremos tres casos de plataformas muy utilizadas, pero antes que nada, hay que definir qué es plagio.
La RAE lo define como "copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias".  Esto significa que si copiamos un texto y no colocamos la referencia hacia su autor, definitivamente es plagio.
Prueba de concepto
Para el test utilizamos dos documentos (caso1.docx y caso2.docx). Ambos documentos contienen un fragmento del texto "seguridad informática" (extraído de Wikipedia). El documento caso1.docx contiene las referencias al autor (Wikipedia), por tanto NO es plagio. El segundo documento caso2.docx no contiene referencias hacia el contenido del autor, por tanto es plagio.
Resultados
Los 3 aplicativos usados en esta prueba, no detectaron las referencias al autor en caso1.docx y consideraron su contenido como plagio, al igual que caso2.docx 
Plagscan muestra que en ambos documentos el porcentaje de plagio es superior al 85%
Plag.es muestra que ambos documentos tienen el mismo porcentaje de plagio 86%
Plagiarism Detector v1020 en ambos casos muestra el 100% de plagio
Adicionalmente, las pruebas se extendieron al idioma inglés con el mismo resultado. También las notas al pie de página fueron modificadas, aplicando normas de estilo APA 6ta edición y también sin las normas y los resultados no variaron.
Contactamos a los administradores y/o propietarios de estas plataformas, pero no recibimos respuesta del supuesto "bug" (por no decir otra cosa), excepto el encargado de soporte de Plagiarism Detector, que nos respondió:
Respuesta de Plagiarism Detector sobre el mecanismo de detección de plagio
En resumen, según Plagiarism Detector, para que se tome en cuenta las referencias al pie de página (o al final del documento), estas deben incorporarse "en el cuerpo del texto", algo contrario a lo establecido por las normas APA, ICONTEC y similares. Sin embargo, hicimos pruebas con el enlace en el cuerpo del texto y no hubo diferencia con los resultados anteriores.
Recomendaciones
A pesar de las "fallas" mencionadas, estos aplicativos pueden ser de gran ayuda, siempre y cuando no se abuse de ellos y se utilicen como una herramienta de referencia, dentro del arduo proceso de detección de plagio en un texto, y su resultado final jamás puede ser tomado al pie de la letra, sino como un punto de partida para una posterior revisión más detallada por parte del interesado.

No hay comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Con la tecnología de Blogger.